Por compras superiores a $500.000, el envío es gratis.
Envíos internacionales.
Cuero genuino. Hecho a mano.

ES | US

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Política de garantías

Nuestros productos son fabricados artesanalmente, uno a uno, por expertos artesanos, utilizando materiales de excelente calidad, colores vibrantes y estilos distintivos.
Si el artículo presenta alguna irregularidad o defecto de fabricación, y se han seguido todas las recomendaciones de cuidado y limpieza del producto, puedes dirigirte a nuestra tienda para iniciar el proceso de reclamación o enviar una solicitud a través de nuestro correo electrónico garantias@support.adnmaja.com, explicando lo que sucede con el producto y adjuntando fotos de evidencia.
De hacerlo presencialmente, es importante que presentes el artículo en cuestión, el cual debe estar limpio y seco en perfectas condiciones.
Nuestros productos de colección tienen una garantía de tres meses a partir de la fecha de recepción, mientras que los productos en promoción tienen una garantía de 30 días a partir de la fecha de recepción. En Maja, responderemos a tu solicitud en un plazo máximo de 20 días hábiles a partir de la fecha de recepción del artículo defectuoso.
Debido a que ofrecemos productos de moda en colecciones de producción limitada, no podemos garantizar el cambio de un artículo por garantía por otro de la misma referencia.
Algunas de las causas que están cubiertas por la garantía incluyen el despegue de la suela, deterioro espontáneo de la parte superior, desprendimiento de accesorios como plaquetas o borlas, defectos en manijas, cierres, forros, resortes o hebillas, y descosidos del material o de alguna pieza del artículo.
Sin embargo, hay situaciones que no están cubiertas por la garantía, como rayas y vetas naturales del cuero o irregularidades en la apariencia del cuero, olores característicos derivados del proceso de fabricación de poliuretano, limpieza inadecuada del producto, manchas causadas por agentes utilizados en el proceso de curtido o manipulación del producto por talleres de reparación, desgaste o daño del material debido a un uso inadecuado, fricciones frecuentes en una zona específica, pelones o arañazos en el material causados por tropezones con agentes externos o terceros, y arrugas o estrías en el material que pueden aparecer debido al diseño, uso diario y comportamiento natural del producto, pero no son consideradas defectos.